Carmelitas Descalzas

"VIVIR EN OBSEQUIO DE JESUCRISTO"                     

Obras Santa Teresa de Jesús.

Introducción al libro"MORADAS

 

 

Es el libro  de Teresa de Jesús. Apenas una semana después de concluirlo escribe al amigo jesuita P. Gaspar de Salazar: «si viniese acá ... vería otra [joya] que, a lo que se puede entender, le hace muchas ventajas». Posiblemente a Moradas se refiere también cuando escribe al sacerdote abulense D. Pedro de Castro y Nero, deslumbrado por la lectura de Vida, diciéndole que, en la espera de verle al día siguiente le entregará en mano «este billete» que escribe en prenda de la obediencia que está dispuesta a prestarle toda la vida, «aunque otra [prenda] tengo mayor».

Razón tiene la doctora mística. Una lectura atenta bastará para convencer a cualquiera.

      1.Origen

 A doce años de Vida, con mucha más experiencia por parte de la autora, y careciendo de este libro por estar en la Inquisición,  Moradas responde a un nuevo intento de hacer un «tratado» de vida espiritual sobre el bastidor de su andadura personal.

 El P. Gracián se ha encargado de transmitirnos la conversación decisiva en la que surge el «mandato» de escribir:

 «Persuadíle yo estando en Toledo a la madre Teresa de Jesús con mucha importunación, que escribiese el libro, que después escribió, que se llama de las Moradas. Ella me respondía...

 "¿Para qué quieren que escriba? Escriban los letrados que han estudiado, que yo soy una tonta y no sabré lo que me digo: pondré un vocablo por otro, con que haré daño. Hartos libros hay escritos de cosas de oración: por amor de Dios que me dejen hilar mi rueca y seguir mi coro y oficios de religión, como las  demás hermanas, que no soy para escribir ni tengo salud y cabeza para ello '». La conversación se desarrolla a finales de mayo, tal vez el 29. Y «comienzo a cumplir [la obediencia] hoy, día de la Santísima Trinidad, año 1577» (pról.,3). Dos de Junio. La andadura de redacción, breve en tiempo, densa espiritualmente, se cierra con el dato histórico: «Acabóse esto de escribir en el monasterio de san José de Avila, año de 1577, víspera de san Andrés», es decir el 29 de noviembre. Seis meses intensos de vida, de preocupaciones graves, de horizonte hosco.         

 
Seis meses para escribir un libro cimero de la espiritualidad mundial, entre «cárceles» y caminos y largas interrupciones.

 

YA TENEMOS EN AUDIO "LAS MORADAS"

ExternalVideoWidget

Seguiremos.....hay novedades.