Carmelitas Descalzas

"VIVIR EN OBSEQUIO DE JESUCRISTO"                     

Mirada 

 

La mirada atrae, enseña, señorea. La mirada de Jesús salva. Jesús nos mira y nos "recrea". Nos atrae sin remedio. 

  Jesús, el Hijo de Dios, es la mirada del Padre.

Juan de la Cruz comenta que "el mirar de Dios es amar". "La mirada de Dios limpia, embellece y agracia.

Y Teresa de Jesús, nuestra Santa Madre, dice que una vez que vio la mirada de Jesús, su belleza en esa mirada, se sintió sanada interiormente.

¿Te dejas mirar por Jesús?

¿Te expones a su mirada, llena de bondad y misericordia?

Si quieres comenzar bien la oración deja las preocupaciones a un lado y muéstrate cual eres ante Jesús, que El con su mirada te sanará.

"Solo te pido que lo mires y

que te dejes mirar por El."

Teresa de Jesús.